Blogia
LEE TAMARGO

Relato: ESPESURA

Relato: ESPESURA Aún no había amanecido y era muy probable que aquella mañana gris nunca lo haría. El temporal golpeó con saña durante toda la noche anterior y, con el alba, llegó la esperada calma para las zarandeadas copas del bosque. En el semblante húmedo de cada árbol se reflejaba el triste presagio de lo que ya sabían no iba a ser un día fácil. Al Hermano Grueso lo había alcanzado un rayo en su parte media y la agonía se precipitaba ya hacia su desgarrador final. El bosque entero lamentaba su pérdida y, agolpado en torno suyo, arropaban su último aliento con un cántico de hojas.
El Hermano Grueso era un veterano, había sobrevivido a cientos de nevadas y de tormentas si cabe más peligrosas que aquella. Incluso, cada año, había vencido el cerco de los fuegos que diezmaban la población. En muchas ocasiones alentó con su canto a los otros árboles heridos o moribundos, como ahora lo hacían con él. En las hermosas noches de luna sus historias sirvieron de lección para los Tallos Tiernos; les contó del curioso ser que viene del exterior, sordo a sus súplicas, y que cercena los troncos de los hermanos más robustos. Esa extraña criatura era la misma que cada verano incineraba la paz y rompía la calma de su hogar. Todos reconocían su sabiduría y, apenados, le animaban para que aguantara mientras se iban despidiendo uno a uno.
El grueso árbol sabía que caería, inclinado ladera abajo, justamente cuando el dolor de su costado alcanzara el umbral insostenible... Y con un quejido ronco quebró el horizonte del bosque para caer de lleno, con estrepitoso acierto, sobre el vehículo que ascendía por la carretera arriba.
Los árboles contemplaron estremecidos el impacto. Luego, llegaron las otras máquinas y los gendarmes, que apartaron el grueso tronco. A los bomberos les costó trabajo sacar el cuerpo sin vida del conductor, así como rescatar sus pertenencias de entre aquel amasijo de chatarra. También encontraron las mechas, en gran cantidad, y el combustible preparado para impregnarlas... La noticia corrió rápidamente por la comarca, casualmente habían dado con el pirómano.
En la espesura del bosque flotaba el alivio de una canción, tal vez un susurro de hojas...

*"Es Una Colección De Cuadernos Con Corazón", Luis Tamargo.-
http://relatosweb.tuportal.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

LeeTamargo -

...Sí, Brisa, a quien ha hecho todo eso que mencionas le sobran las palabras. Pero es necesario hacerse escuchar para que otros comprendan que no son ellos el centro del universo. GRACIAS A TI:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Comella: ¡Nada más y nada menos que Octavio Paz, todo un premio Nobel! Ya me conformaba yo con ser una pequeña ramita dentro de esa arboleda... SALUDOTES:
LeeTamargo.-

Brisa -

Creo que quien ha abrazado alguna vez un árbol, mirado una flor, se ha tumbado en la hierva, ha jugado con el agua de un río, se ha dejado besar por el aire en los labios, quien ha hecho todo eso, sabe que la naturaleza es vida y que nuestra vida es parte inseparable de la suya. ¿Pq entonces la destruímos? Como para tantas otras preguntas no encuentro respuesta. Un beso Lee, muy bonito!!

Corazón... -

Gracias, lo intentaré.

Saludos.

;o)

Comella -

A mi como a Lyzzie también me ha recordado a un poema, pero no es mio, el autor es Octavio Paz y dice así:

La rama

Canta en la punta del pino
un pájaro detenido,
trémulo, sobre su trino.

Se yergue, flecha, en la rama,
se desvanece entre alas
y en música se derrama.

El pájaro es una astilla
que canta y se quema viva
en una nota amarilla.

Alzo los ojos: no hay nada.
Silencio sobre la rama,
sobre la rama quebrada

***
Un abrazo, Comella

LeeTamargo -

...Sí, Corazón, lo peor es que si acabamos con ella también es nuestro final, aunque la Naturaleza es más inteligente que todo eso.
Claro que puedes cambiar el fondo, sin necesidad de ningún programa. En "preferencias" escoges uno de los modelos que lo permite, luego tendrás que buscarte y diseñarte tus fondos. SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Corazón... -

Hola Lee :)
Triste pero cierto... estamos acabando con la naturaleza.
Cada dìa que pasa nos volvemos más ciegos, sordos y la naturaleza esta muda de ver tanta destrucción...

Este fondo esta precioso.. Oye yo puedo poner fondo a la página? o es un programa especial?
Saludos.

;o)

LeeTamargo -

...De cutre nada, Lyzzie, el mensaje que transmites es muy válido. Los árboles semejan nuestra raíz, así nos sentimos unidos a la tierra. Cuidar un árbol significa amar a la Naturaleza. ¡Qué mundo más loco vivimos, sordo a su belleza y listo para destruir! TE SALUDO:
LeeTamargo.-

Lyzzie -

No sé pq pero tus relatos siempre me recuerdan a algo ;p. Aquí te dejo un pequeño poema que escribí hace muchos años sobre un árbol, espero que no te importe ;)

EL ANCIANO DEL BOSQUE
Qué viejo y cansado
está ese árbol tan bonito
los años le pesan
su vida noes lo mismo.
Vive desnudo de hojas
no hay nidos en sus ramas
su tronco firme y tosco
no se alegra en las mañanas.
Tú siempre fuiste fuerte
aguantaste las tormentas
intenta luchar ahora
que no se agoten tus fuerzas
siempre en el mismo sitio
siendo guardián de las plantas
no puedes morir ahora
sin decir ya más palabras.

Bueno, es un poquillo cutre, pero me hacía ilusión ponerlo ;p
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres