Blogia
LEE TAMARGO

EN EL VERANO

EN EL VERANO

Blancas y rosas, las azaleas,

sombrean el banco de piedra.

El sombrero de paja

sobre el alféizar, y

en la puerta el cesto.

Aroma de narcisos

perfuman la siesta.

 .

  

* De “POEMÁGENES”, © Luis Tamargo.-

http://poemagenes.blogspot.com

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

LeeTamargo -

...Cómo decirte, amiga Brisa, la siesta viene ser una necesidad, natural, a veces casi un lujo; nunca debe ser un abuso. Y puede llegar a ser hasta un poema...
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

Brisa -

El poema y la imagen efectivamente son refresacantes y precioso, pero a pesar de que en mi ciudad, por supuesto también hace calor ¿alguien me puede explicar que significa la palabra siesta????? jajaja.

Un abrazo

LeeTamargo -

...Tiempo de poemas frescos para cuando aprietan los calores, amiga Dari...
BUEN VERANO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Es más fácil que queden ellas que nosotros, amigo Dino. Mientras tanto, un poco de Poesía para percatarnos de los bellos momentos que disfrutar...
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Buen tiempo y buena sombra, sin duda las mejores compañías: ¡Que disfrutes del verano, Silvia!
TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...La siesta o hacer un alto en el camino del ajetreo diario para percibir que la naturaleza se viste de verano. No hay que perder las buenas costumbres, Trini...
GRACIAS, AMIGA: LeeTamargo.-

Darilea -

Nuestra siesta, tan española como poética.
Besitos Luis.

Dinosaurio -

Sin duda, hay que disfrutar del perfume de las flores ... mientras queden.
Una imagen preciosa.
Un abrazo.

Silvia -

En Sevilla aroma de azahar. Y este año todavía no ha llegado el verano, se está como en el edén. Al lado del río, con brisa fresca y olor a azahar, y los rayos del sol caldeando.

Trini -

La siesta, tan típica del verano, de nuestros veranos...

Al contrario que aquí, que la siesta es obligada para no derretirte si sales a la calle, me imagino que en tu tierra ha de ser diferente y sólo de mirar esa foto tan preciosa, yo al menos, no me imagino echada a la siesta ahí, me imagino pasendo por la hierba y aspirando los olores de las azaleas y los narcisos.

Un abrazo Lee me ha alegrado leer este bello poema en este momento en que es aquí la hora de la siesta, pero he de bajar a Sevilla por temas médicos. A Sevilla, donde sin exagerar, hará, al menos, 4 grados más que en mi pueblo. Ay; quién pudiera estar ahora en ese prado que se promete tan fresquito.

Un abrazo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres