Blogia
LEE TAMARGO

EL CUADRO: Relato

EL CUADRO: Relato A lo largo de mi azarosa existencia he podido conocer los más variados paisajes y, lejos de sentirme utilizado, ahora reconozco la riqueza y privilegio que ha supuesto distinguir el semblante de quien tenía enfrente. Añoro los primeros tiempos, aquellas tardes de buhardilla entre tanto lienzo amontonado, los primeros colores, manchas tímidas de aventurero trazo. Eran los comienzos. Uno podía ya permanecer eternamente condenado a quedarse reducido a un boceto o, por el contrario, convertirse en un suceder de bocetos ininterrumpido. Tuve suerte de las manos en que caí y hasta donde he llegado. Esta vez el viaje ha sido muy largo, pero algo me dice que posiblemente aquí perdure con carácter indefinido, a juzgar por el modo que tienen de observarme.
Digo que mi vida es un privilegio porque nunca acabo de aprender lo extensa que llega a ser la gama de las emociones humanas. El rostro más afable puede transformarse en gesto soez, despreciable. Y, sin embargo, quien parecía distraído de pronto se desata en exacerbados elogios... El cobalto profundo del oleaje, la polícroma textura de las rocas, parcheadas, sobre el cielo diáfano, difuminado de grises limpios... Otros callan, solo miran. Estos son con quienes puedo hablar, son los interlocutores. Aún recuerdo la viva impresión que dejó en mí grabada mi primer interlocutor; siempre se le recuerda después de que ha desaparecido.
Pero hoy ha sido una jornada distinta, insólita para mí. Se ha formado un gran revuelo en la sala principal y luego, en los pasillos, la gente ha circulado con prisas y desconcierto. Los guardas de seguridad han llegado dispuestos a alejar de las obras al pájaro que, quizás equivocado, vino a parar al museo. Al final consiguieron sacarlo de la estancia y todo ha vuelto a la rutinaria calma familiar. Quizás demasiado rutinaria ahora que otra mirada se posó en mí... El ave me miró, cierto, me contempló con sus ojos de pájaro, verdaderos. Pude notar sus alas golpeando la tela del lienzo, de suave roce, como el mejor de los pinceles. El ave buscaba salir, una ventana, una escapatoria y su batir de alas, intenso, me estremeció, me habló del mar y del cielo, del bosque en la montaña, de pájaros que vuelan...


*Es Una Colección de Cuadernos Con Corazón", Luis Tamargo.-
http://leetamargo.mybesthost.com/elcuadro.htm"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

LeeTamargo -

...Y también quien es capaz de apreciarlo! Oye, Pau: ¿no hay modo de dejar un mensaje en tu blog...?
GRACIAS POR VENIR:
LeeTamargo.-

paula -

que afortunado es el que se puede ver en los ojos de un pajaro...
besos leetamargo

V108 -

dialno);

LeeTamargo -

...Estimada Nora, me temo que no has dejado cargar entera la página; los pájaros no salen de fondo. Espera o actualiza... y leerás! GRACIAS A TI:
LeeTamargo.-

nora borges -

Es muy dificil leer o que escribes con este fondo de pájaros. Está muy bonito, pero...

LeeTamargo -

...Encantado de alegrarte el día, Corazón! Sí, una pintura puede transmitirnos muchas sensaciones, al igual que la lectura de un texto; ambas artes tienen mucho en común. GRACIAS, AMIGA:
LeeTamargo.-

Corazón... -

Hola Lee :)

Precioso relato, para comenzar el día :) Gracias en verdad que lo he disfrutado...

A propósito cuánto nos puede transmitir un cuadro, si lo observamos con detenimiento e interés :) Cómo me ha trasmitido tu relato.

Saludos Lee..
;o)

LeeTamargo -

...¿Qué más puede pedirse? Me vale así, Maribel.
GRACIAS, AMIGA: LeeTamargo.-

Maribel -

Una vez más, me dejas sin palabras...no hace falta que te diga nada ¿Verdad? Sólo que lo leí y me encantó. Saludos Lee.

LeeTamargo -

...Incluso el ave le sugiere al cuadro otro mundo, otra realidad posible fuera del lienzo. Casi nunca nos ponemos del lado del cuadro como auténtico protagonista. Me alegro de que te haya gustado, Ody!
TE SALUDO:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Sí, Lyzzie, también hay momentos así en que leer o contemplar una pintura pueden ayudarnos. Gracias por tu visita!
SALUDANDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Bueno, Nada, el arte es eso: búsqueda, experimentación, aprendizaje y expresión de esas emociones que hasta para el propio artista son un misterio. TE SALUDO, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Ansias de libertad comunes al ave, al hombre y al arte, pues hasta la propia pintura los anhela.
GRACIAS, MAGDA: LeeTamargo.-

odyseo -

El recuerdo del roce del pincel sobre la tela del lienzo le hace recordar sus orígenes y su fecunda creación. Precioso.
Un saludo

Lyzzie -

vaya, un relato para pensar hoy que tengo la mente empanada ;p
¿Sabes? Tenía ganas de leer algún relato ;)
Besos!

NADA -

Yo creo que nunca terminamos de aprender, que como dices la gama de emociones humanas es extensa; es difícil encontrar dos iguales, de la misma forma que también lo es que de varias mezclas de carmín y ultramar salgan violetas exactos, pero a mayor experimentación, mayor exactitud.
Saludos

Magda -

Es cierto, es extensa la gama de las emociones humanas, como la que aqui nos plasmas y que me parece muy bella: el deseo del ave que llevamos dentro y que a veces se siente enjaulada y lo que más desea es su libertad...

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres