Blogia
LEE TAMARGO

PIEL DE OSO

PIEL DE OSO

    El alba gris balbuceaba una mañana diáfana cuando descendió a aquel recodo del río para beber. Estaba cargando su cantimplora cuando, de repente, se topó con aquella gran cabeza de oso que salió de entre los arbustos. Frente a frente, ambos parecieron sorprenderse y, asustados, retrocedieron a la carrera. Fue el oso el primero en reaccionar, girándose, pareció preguntarse qué demonios de bicho viviente era aquel humano... Había pocos por allí. Olfateó el aire y, ahora, buscó un paso accesible por el río hasta la otra orilla.
   El Montañés no miró atrás, sabía de la importancia de aquel encuentro y corrió, corrió sin parar hasta el lugar donde había pasado la noche. Sin perder tiempo preparó su montura y huyó al galope, abandonando allí los demás enseres... Más tarde volvería a por ellos, ahora era necesario poner manos a la obra.
   El oso le había descubierto, así que no podía permitirse costumbres cómodas ni peligrosas. Escogió a conciencia el sitio para abrir la enorme zanja. Aquel claro en el bosque simulaba un sendero de paso ineludible al interior, custodiado a ambos lados por apretadas hileras de abetos reunía las condiciones idóneas para preparar la trampa. Primero, cavó el largo de la zanja y profundizó apenas unas paletadas. Continuaría en sucesivas jornadas, pues hay fieras en esa espesura que son capaces de olfatear la frescura de la tierra revuelta.
   Había de extremar las precauciones, así que durante las largas semanas que le llevaron los preparativos, nunca pernoctó dos veces seguidas en el mismo lugar. En las tardes suaves subía a los riscos y cuando soplaba el viento del norte se resguardaba en la gruta.
   La zanja adquirió el hondo de más dos hombres y un largo aún mucho mayor. Luego, enterró las estacas puntiagudas y, por último, cubrió el hoyo con un entramado de ramas y hojas para camuflarlo con el camino. No había vuelto a toparse con el animal, pero podía presentirlo, sabía que le andaba a la zaga.
   Aquel día dejó a la yegua alejada, libre de riendas y montura, en la orilla del lago y, decidido, se apostó en lo alto del gran abeto. Desde allí, las copas de los demás árboles le impedían vislumbrar todo el panorama, pero podía sentir la respiración de un abejorro... Y así fue, solo que aquella bestia era capaz de tragarse a todo un enjambre.
El Montañés descendió sigiloso para colocarse en el preciso lugar que le interesaba, al extremo opuesto de la zanja, hacia el interior del bosque. Cuando el oso apareciera por el único pasaje con la anchura suficiente para llevarlo hasta él, llamaría su atención para atraerlo. Luego, la trampa se encargaría del resto.
Es necesario estar hecho de otra madera para sostener el desafío de la silueta parda de un oso a escasos cientos de metros. El oso lo había olido y lo había visto y, acelerando la marcha, ya enfilaba por el sendero abierto entre los árboles. El Montañés contuvo la respiración, mientras retrocedía dos pasos, como si esperase el embiste. El oso corría desenfrenado, acercándose, cuando en extraña maniobra pareció aminorar el paso casi al borde de la trampa para, de improviso, cobrar impulso de un salto inesperado. El trampero esta vez cayó hacia atrás, después de retroceder apresurado varios metros y pudo sentir la caricia al aire de la zarpa del oso delante de sus narices. Ni que lo hubiera adivinado, el maldito animal había saltado justo al comienzo mismo del fatal socavón y, en esta ocasión sí que creyó que existía un dios, porque a pesar del salto no bastó para salvar la extensión de la zanja y la fiera terminó por caer de espaldas y quedar atravesado por las puntas de las afiladas estacas.
   El Montañés lo había visto cerca. Cuando recobró el resuello, saltó dentro de la trampa y remató la pieza.
   El cargamento de pieles que llevaba le serviría de inapreciable botín para el intercambio con las tribus del norte. Aún no habían llegado los salmones, pero se presentían y, en breve, los osos comenzarían a frecuentar las orillas. El trampero inició el descenso de la pendiente suave, dejando atrás la colina, con la vista puesta en el horizonte montañoso de cumbres nevadas.


 

*”Episodios Sueltos De Una Leyenda Incompleta”, (c) Luis Tamargo.-

http://soncuadernos.galeon.com/elmontanespdf.pdf

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

38 comentarios

Christian Louboutin sd -

While looking at the calendar on my desktop, I find out that it's less than 20 days away from the XMAS. Time is up to prepare a gift for my girlfriend and family. Last year, the winter is so cold, I just bought her several [url=http://www.aniub.com]UGG boots[/url] to warm her feet. But now my beautiful and slim girlfriend deserved more than before! I decide to give her a big pleasantly surprised, She love the high heel shoes so much, may be this is my best choice,[url=http://www.clpumps.com]Christian Louboutin shoes[/url] is a popular brand in recent years, the red high heels can make a girlfriend looks much more sexy, the special design and its high-quality raw materials also attract my eyes. The price may be a little expensive, how ever, it's worth the value. The high-heel shoes are favorites of ladies because the shoes adorn their legs, especially for the ladies whose legs are short. Maybe people usually saw high-heel shoes in the nightclubs 30 years ago, but now high-heel shoes help ladies a lot on dress up, no matter what you dress, it looks beautiful when you are wearing a pair of high-heel shoes and will attract men's eyes. The red sole design of Christian Louboutin is very beautiful,especially the [url=http://www.clpumps.com/Discount%20Christian%20Louboutin-pumps_c15]Christian Louboutin Pumps[/url], it is also a sign of the Christian Louboutin for about 20 years, but the one I have booked at a online Christian Louboutin shop is red and black, it looks very graceful and special, I think my girlfriend should like it very much when she see open the gift box. Well, you know, the XMAS holiday is a good time for dating, next year maybe I will buy diamond ring, but this year Christian Louboutin is the best Christmas gift. What about your gifts for your girlfriends or the other friends?

dwegarrardorp -

Hello all I am new here. I have found something very interesting. Can you save $500+ by Christmas? You can try and here's how.
Stop paying for things you don't use. If you have not set foot in the gym since your New Year's resolution, ditch it. Cancel the subscriptions for magazines and papers you don't read. You can also raise your deductibles for home and auto insurance. Conservatively, that's $50 a month.

ugg classic short -

This is very detailed and informative article. Thanks for helping me solve my dilemma!

LeeTamargo -

...Gracias, Abigail. Me alegra que te haya gustado el relato... TE SALUDO:
LeeTamargo.-

abigail -

holas que buen oso tienes

abigail -

holas el oso es fantastico
tienes que tener lo

LeeTamargo -

...Es un final duro en tiempos de necesidad, Corazón. Pero seguimos invadiendo y aniquilando, convirtiéndolo ahora en un final cruel... SALUDÁNDOTE:
LeeTamargo.-

Corazón... -

Que triste final :(

...Cuándo veo un abrigo de pieles no puedo evitar pensar en la victima.

Ser salvaje es la naturaleza del oso y vive en su hábitat claro que si alguien llega a invadir su territorio se pondrá a la expectativa.

Un gran relato a nuestro alcance. Gracias por traerlo hasta nosotros.

Saludos Lee.

;o)

LeeTamargo -

...En el tiempo del relato las pieles eran moneda de cambio para sobrevivir. Luego, las cacerías en serie acabaron con el auténtico sentido. Al cazador le sustituyó el exterminador, Gemuina, nunca tiene bastante, no le importa el mañana...
SALUDOS, AMIGA: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Me alegro, Príncipe mestizo, y agradezco tu visita y palabras...
OK, NOS LEEMOS: LeeTamargo.-

Gemuina -

Hola Lee,
la avaricia del hombre por las pieles a veces es exagerada, pobres animalillos...
Saludos

principe mestizo -

excelente relato, me encanto, por cierto haces excelente trabajo en tu blog, un abrazo desde santo domingo

LeeTamargo -

...Gracias, Gatopardo. Te aseguro que el oso tuvo buen final, tratándose de El Montañés. Además, no será aún el último episodio...
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

Gatopardo -

Ya sabes que siempre desearé que se salve el oso; pero el relato es genial, y tiene la tensión precisa para llegar hasta el final deseando que no acabe.
Un abrazo

LeeTamargo -

...Por aquí decimos, Noemí, que \"cuanto más feos más hermosos\"... SALUDOS, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Así es, Ody. El ser humano ha demostrado que deja de serlo en cuanto se aleja de la naturaleza. Y lo sigue demostrando...
GRACIAS, AMIGO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Sí, Hechi, con mira telescópica, perros y venenos cualquiera puede llamarse cazador. A este paso lo harán desde el mando a distancia. Un juego lamentable e irresponsable...
SALUDOS, AMIGA: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Por aquí quedan algunos, Caboblanco, además de su huella como símbolo sagrado para los pueblos celtas que habitaron el norte. A veces incluso han atacado a algún recolector de setas. Al menos allí seguís con ese junto al madroño...
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

noemi -

y es que fíjate: en el caso de los humanos, todos lo somos y además somos osos....

odyseo -

Cuando un ser humano logra integrarse en la Naturaleza y retorna a ella, se vuelve, curiosamente, más humano.

LeeTamargo -

...Pero ha sido una lucha justa, White, en igualdad de condiciones, con las manos desnudas. Tiene mérito ganarle la partida por astucia a un contrincante mayor que tampoco traía buenas intenciones...
GRACIAS, AMIGA: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Sí, Eliza, es una maravilla contemplarles en su entorno. Eso sí, a cierta distancia prudencial...
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

hechi -

Precioso relato,muy visual, casi se puede oler el bosque... lástima que hayan tantos cazadores...y cada vez menos osos.
Saluditos...

caboblanco -

El oso es uno de mis animales preferidos. En Madrid abundaban por la sierra hasta el siglo XIX, en que la presión cinecética exterminó a los supervivientes. Y para nuestros ancestros era un animal totémico, el espíritu de la fuerza más grande posible... Ahora es mascota de peluche de nuestros niños.

white -

He sentido la zarpa acariciando de muerte mi cara y he dado yo ese salto atrás.
Bonito paisaje, lástima de oso.
Saludos

LeeTamargo -

...Y es que ni las fieras más salvajes están libres de un trampero resuelto, Alma...
GRACIAS, AMIGA: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Cierto, Unda, aunque al oso de la historia no le exterminaron los hombres que lo enfrentaban de cara. Hay que atreverse a eso...
OK, TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Pues a eso lo llamo yo involucrarse de verdad en la historia, amiga Luunna. Y además sin anuncios publicitarios, me alegro entonces...
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

Eliza -

Me encantan los osos... Son chulísimos...

LeeTamargo -

...Bueno, K, seguro que exageras. Conténtate ya que no siiempre gana el más fuerte. Gracias por acercarte y compartir...
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...En este personaje de ficción recreé mis ansias de hazañas juveniles, Trini. Hombre y naturaleza, solos, integrados, no enfrentados. El escenario idóneo donde desarrollar la astucia por sobrevivir... ME ALEGRO:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Me alegro, Comella. Recuperé algunos episodios de El Montañés que me faltaban de subir al blog. Que nunca falte ese espíritu de aventura...
GRACIAS, AMIGA: LeeTamargo.-

alma -

...y es que ciertamente las costumbres nos delatan...

Unda -

La lástima es que cada vez quedan menos osos, aunque tenemos algún que otro programa de conservación.
Hermoso relato, un beso

Luunna -

Me parecia estar viendo un documental del National Geographic, excelente relato
Un abrazo Lee
Luunna

K. -

Qué fuerza! Además, yo siempre quise ser un oso... algo salió mal y me convirtieron en esto :-P

Trini -

Un estupendo relato qu enos lleva a plena naturaleza. A la lucha entre el hombre y el animal. La fiereza de uno y las artimañas de otro para vencerlo.

Un abrazo Lee.

Comella -

Me encantan tus relatos pque te teletrasportan a mundos lejanos llenos de naturaleza y aventuras... Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres