Blogia
LEE TAMARGO

Leer a KATHERINE MANSFIELD:

Leer a KATHERINE MANSFIELD: Escritora inglesa de relatos y novelas cortas, vivió sólo treinta y cuatro años, pero marcó la literatura. El 19 de febrero de 1918, Katherine Mansfield se despertó temprano y mientras repetía: "He aquí la gentil alondra harta de descanso", tosió y por primera vez escupió sangre. Lo inevitable produjo temor en su ya desalentada escritura: "Qué insoportable sería morir, dejar recortes, fragmentos, nada verdadero terminado". Su Diario guardó cada uno de esos inicios. El "campamento", como ella lo llamaba, fue -en contra de su deseo- editado casi en su totalidad por su marido.
Tenía catorce años, cuando siendo aún alumna del Queens College de Londres, empezó a firmar sus relatos como Katherine Mansfield. Allí conoció a su inseparable amiga, Ida Constanc Baker, cuyas iniciales están en las páginas de su diario. Virginia Woolf (que confesó que la de la Mansfield era la única escritura que le provocaba celos) le pidió un texto para publicar en Hogart. A ella, Virginia Woolf le provocaba tedio (D.H. Lawrence era el único escritor vivo que le importaba). Integrada al círculo de Bloomsbury, publicó Preludio, dedicado a su hermano Leslie, muerto en la Primera Guerra Mundial, en que desveló su pasado: "Sí, quiero escribir sobre mi propio país hasta que sencillamente agote mis existencias". La escritura, que a partir de la muerte de Leslie se había transformado en un martirio privado, fue también un refugio donde enfrentaba su propio miedo a la muerte.
Hurgó en el detalle ("la gota que cae sin terminar de caer"). Profundizó su mirada, siempre dirigida a iluminar los secretos de la vida interior, con una aguda intuición. Su siempre melancólica mirada hacia el mar o hacia algún viso de la naturaleza. Planteó sus ansias de convertirse en cocodrilo y su cansancio.


*(Extraído de "Escribir y Publicar", 2001).-
http://webs.demasiado.com/ltamargo/laslecturas.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

21 comentarios

LeeTamargo -

...Me alegro de que te guste la literatura, Marita, de que aprecies el arte de leer y escribir, un tesoro que se va descubriendo poquito a poco. Ese es el tema de este blog y de este post. El autor es el escritor; en este caso, un humilde servidor. Agradezco tu lectura y palabras...
TE SALUDO: LeeTamargo.-

MARITA SHAW -

excelente. y la música espectacular. pero no encuentro en nombre del tema ni el autor

LeeTamargo -

...Sí, Comella, descubrir lecturas o escritores/as que llenen estos momentos ganados por el frío. Tú lo has dicho, amiga: al calor de una buena compañía! ...Igualmente!
TE SALUDO:
LeeTamargo.-

Comella -

Gracias por tu recomendación. Seguro que como siempre aciertas. Un abrazo. Te deseo un feliz y calentito fin de semana ;)

LeeTamargo -

...Me alegro, amiga Castalia! Embajadores de la lectura ya es un buen logro. Hay muchas páginas plagadas de intensidades únicas y diversas que descubrir o compartir. Gracias y bienvenida!
TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Cierto, Brisa, la verdadera vida se escribe cada día. Algunos/as al escribir sólo pretendemos ayudarla a que sea auténticamente intensa...
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Relajarse y aprender, ¿acaso hay un modo mejor? Claro que te creo, Maribel!
SALUDANDO: LeeTamargo.-

Castalia -

perdón, mi querido embajador...

LeeTamargo -

...Gracias por tu visita, Aitana! Tienes un blog muy interesante, amiga.
BIENVENIDA: LeeTamargo.-

Castalia -

Qué rincón apetecible éste que me propones, querida embajadora de Mansfield, cuenta con una lectora más.

Por mi parte considero que cualquier intensidad provoca una interesante literatura, ya sea una soledad intensa, un tedio intenso como una intensa personalidad ¿cómo sinó iban a reflejar tantas sensaciones las páginas de Miller, de Beauvoir, de Kafka...?

Merci et bienvenu sur mon histoire, Lee...

Te leo,
C.

Brisa -

Lee, cada día escrbimos nuestra vida sin plasmarla a veces en un papel en una hoja electrónica, no me gustaría dejar recortes inacabados de ella, así que sería bueno vivirla intensamente. Muchos besos y gracias por compartir.

Maribel -

Es mi mejor modo de relajarme, no lo dudes. Un besito!

Aitana -

Muy bellos tus poemas, te felicito!

LeeTamargo -

...Sí, Magda, la sensibilidad no te libra de las obsesiones humanas. Aunque como escritora puedes darle una utilidad artística que llene tu vida.
Gracias por tus palabras, que me han servido para conocer tu estupendo blog!
TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Te lo agradezco, Maribel. Pero sobre todo tú lo agradecerás: a pesar de las muchas ocupaciones somos de los que luego vamos y nos relajamos con una lectura. A algunos/as les cuesta entenderlo...
FELIZ LECTURA, AMIGA:
LeeTamargo.-

Magda -

Que corta su vida, sí, aunque muy intensa. Llevar consigo ese temor a la muerte (creo que mucho o poco todos lo tenemos) de forma más obsesiva debió de ser muy duro y dificil para un espíritu sensible.

Estas mujeres son dignas siempre de admiración. Voy a ver si encuentro algo de ella para leerla, gracias.

Maribel -

Hola Lee! Lo incluyo en mi lista de lecturas pendientes, gracias por tu recomendación. Un beso!

LeeTamargo -

...Así es, Corazón, el final suele obrar como acicate para realizar lo que de verdad deseamos. Una vez más vida y literatura unidas de la mano! Me alegro, amiga.
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Sin duda, Odyseo, resulta insoportable como obsesión. Animar a la lectura no deja de ser una inmejorable opción a realizar! GRACIAS A TI:
LeeTamargo.-

Corazòn... -

Holas Lee :)

Interesante la historia de ésta escritora, que a tan breve camino hizó historia.
Jejeje, si todos pudieramos elegir cuándo morir, :( Por eso aquéllo de dejar las cosas a medias
Una vez más, gracias a ti, hoy he conocido a otra gran escritora.
Saludos!

;o)

odyseo -

A mí se me hace insoportable ese sentimiento de levedad, de insubstancialidad del ser humano ante le muerte... dejar todo sin terminar, sin realizar.....
Buscaré leer algo de ella.,

Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres