Blogia
LEE TAMARGO

"EL ÚLTIMO SOLDURIO", Javier Lorenzo:

"EL ÚLTIMO SOLDURIO", Javier Lorenzo: Tenía 17 años cuando me encontré por primera vez con Corocotta. Me lo presentó el estudioso Joaquín González Echegaray a través de su libro "Los Cántabros", donde reproducía el texto del historiador romano Dión Casio en el que se menciona por primera y única vez el nombre de este caudillo, el último de entre todos los hispanos que se enfrentó a Roma.
Me quedé extasiado ante aquel descubrimiento. Ahí tenía a un personaje de carne y hueso cuyas hazañas -y tener en jaque durante más de dos años al ejército más poderoso del orbe merece la categoría de hazaña- le hacían en buena medida comparable, y en algunos casos superior, a Viriato, a Indíbil y Mandonio, a Edecón, a Indortas o a Istolacio, grandes guerreros que defendieron frente a los cartaginenses o los romanos la independencia de sus respectivos pueblos. Además, el hecho audaz e incluso temerario de que ese desconocido Corocotta se presentara ante el divino Augusto para cobrar la recompensa que ofrecían por su cabeza no hizo sino incrementar mi admiración y, por supuesto, mi curiosidad hacia su figura.
Pero algo raro ocurría alrededor de este caudillo cántabro. Lo comprobé buscando datos y bibliografía sobre él, pues apenas había referencias(...).
¿Desidia o inexistencia absoluta de evidencias? ¿No era sospechosa la escasa importancia que parecía darse en España a las guerras cántabras; al fin y al cabo el último episodio de la España prerromana? ¿Qué hubieran hecho los británicos, los franceses o los alemanes de haber contado en su pasado con un personaje tan fascinante? ¿Le hubieran dejado caer en el olvido?
Entonces, hará cuatro años de esto, lo vi claro. Me encontraba ante el Astérix hispano. Quizá sea un paralelismo pueril, pero no descabellado. ¿No fueron los cántabros los últimos en resistir al invasor? ¿No se enfrentó Corocotta directamente al César? ¿Y acaso no causó graves pérdidas a su enemigo, hasta tal punto que su sólo nombre causaba pavor a los legionarios? Así se gestó la novela histórica llamada "El último soldurio".
Guerrero, mercenario, soldurio, tal vez régulo... ¡Quién puede asegurarlo! Lo que es innegable es que su nombre ha perdurado más de 2.000 años, que fue un hombre que consiguió vencer en numerosas ocasiones a un ememigo muy superior y que, como colofón de su apasionante vida, tuvo la osadía o la desfachatez, de presentarse él mismo a cobrar la recompensa que por él daba el ser más poderoso del mundo. Debió ser alguien muy especial. Alguien que se ganó el derecho a que contaran su historia.
"El último soldurio" (Ed. Planeta), de Javier Lorenzo, salió a la venta el 22 de Febrero pasado.


*(Extraído del suplemento Magazine "El Mundo", de Javier Lorenzo, 2005).-
http://leetamargo.mybesthost.com/punalsin.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

LeeTamargo -

...Gracias, Comella, me alegro! Casi que volvemos al tiempo. Aunque durante estos días he podido hacer frente a alguna lectura pendiente, sin embargo las recomendaciones no dejan de acumularse... Buena señal!
GRACIAS A TI, AMIGA:
LeeTamargo.-

Comella -

Estoy de vuelta :) Un poco más descansada y lista para tu recomendación literaria ;) Mil gracias Luis, un fuerte abrazo de Comella.

LeeTamargo -

...Agradecido, Magda! Hay ocasiones en que la literatura rescata una historia del olvido, es éste un hermoso momento, que me alegro de compartir!
GRACIAS A TI: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...¡Gracias a ti, Lunita, por venir hasta en vacaciones! SALUDOS, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Cierto, Felipe, creo que a lo largo de la historia no existen lugares o pueblos que no hayan sufrido injusticias de este tipo. Tal vez resulte inherente al carácter humano, pero si podemos aprender de la historia ahora deberíamos entender, compartir y mejorar. De nada sirve prejuzgar ni devolver la jugada repetida.
OK, TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Sí, Muralla, aunque es el propio autor quien lo cuenta no le falta razón y, además, coincido. Hace algunos años que dediqué un relato a este personaje (el del enlace), sirva de humilde aportación a los pueblos y gentes olvidados. Gracias, amiga!
SALUDANDO: LeeTamargo.-

Magda -

Gracias Lee, desconocía a este personaje nuevamente
:o( , tu reseña es excelente, anima a leer el libro.
Un besito.

Viaje de las palabras -

en mi país hay tanto heroes peridos en la historia.. por razones politicas, ideologicas o de raza... donde por ejemplo no se le rinde tributo como merece a heroes como Leftraru y tantos otros que combatieron y lucharon por los pueblos que habitaba mi país por miles de años. Y otros menos conocidos como aquellos mapuches de pleno siglo XIX que combatieron el dominio injusto de Chile sobre sus tierras, su historia y su gente.

Saludos desde Chile... y vamos por el rescate de la memoria.

lunaaaaa -

gracias...gracias....gracias,graciassssssssssssssss.....Besos de vacaciones Lee

muralla -

Según lo cuentas sí que fue un personaje verdaderamente singular y digno de estudio.
La verdad es que hasta hoy era para mí alguien desconocido, así que te agradezco la noticia y la reseña del libro.
Un abrazo. Muralla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres