Blogia
LEE TAMARGO

EL CAZADOR DE CUENTOS

EL CAZADOR DE CUENTOS

Acostumbraba a guardar todas sus notas por inverosímiles que pudieran parecer. En el envoltorio de papel del bocadillo de tortilla que había cenado la noche pasada escribió las últimas líneas. Apenas dio una cabezada de sueño en toda la noche, dentro de su coche, apostado frente al número once de aquel hostal urbano. Hasta que al fin salió primero él, parándose a la entrada del café contiguo, con las manos en los bolsillos de la americana. Al poco, una muchacha de tez morena y cazadora de cuero se unió a él, enlazándole por el cuello, como si se colgara, parecía besarle la nariz... Era el momento!, disparó media docena de fotos desde la ventanilla, silencioso, a pocos metros de la escena. Misión cumplida! Había merecido la pena el viaje y la incómoda espera, su cliente podría estar satisfecho en cuanto al trabajo. Porque en lo que respecta a su esposa no iba a hacerle ninguna gracia y, sobre todo, a él tampoco ya que sería difícil explicar a qué se dedica el tiempo a media mañana en la habitación de un hostal con una atractiva muchacha y en un día laborable.

Habían contratado sus servicios para vigilar a un jefe regional de una afamada firma multinacional. Tenía que ganarse la vida como detective, aunque su oculta vocación era escribir. Lo había intentado sin éxito, es decir, algunos certámenes literarios, de poesía incluso, pero no daba con el paso a un escalafón más reconocido dentro del gremio de sus anhelos.

Arrancó el vehículo al mismo tiempo que sonaba su teléfono móvil. Era la agente de la editorial con la que contactó la semana anterior. Desde la ventanilla del coche pudo reconocer a través del cristal del Café al jefe comercial y a la exuberante muchacha dispuestos a desayunar. La pareja de tórtolos pareció mirar al paso del vehículo, aunque distraídos en devaneos. La chica de la editorial le dio la alegría del día al confirmarle que habían leído los escritos que envió y que serían publicados bajo el título de “El Cazador de Cuentos”. Era preciso pasase por el despacho para ultimar el contrato. Se sentía feliz, aunque el triunfo para él ya lo era el mero hecho de escribir en sí. Si bien aquel logro no le retiraría del actual trabajo, al menos se lo hacía más soportable.

Por unos instantes extasiado, volvió de nuevo a la realidad, a pensar en aquel caso de su cliente. Sí, lo más curioso es que le había contratado una empresa de fontanería por causa de una deuda pendiente. Quizás significaba algo que el dueño de la fontanería fue un antiguo empleado del jefe de la multinacional, pero en cualquier caso las cuentas pendientes se terminan zanjando... Y con la prueba de aquellas fotos en la mano el caso estaba cerrado.

Durante todo el trayecto de regreso se regocijó. Y repitió el nombre, soñando en cada letra, en el solemne tono que las imprimía... ¡El Cazador de Cuentos!, suspiró.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*"Es Una Colección de Cuadernos Con Corazón", (c) Luis Tamargo.-

http://soncuadernos.galeon.com/pasajerospdf.pdf

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

34 comentarios

LeeTamargo -

...Todos los trabajos tienen su cara y su cruz, Corazón. Pero, además de una profesión para ganarse el pan, puede tenerse otro trabajo para enriquecer el alma. Resulta una combinación perfecta...
GRACIAS, AMIGA:
LeeTamargo.-

Corazón... -

Hola Lee :)

Me gusta el titulo que le has dado a la historia.

Bueno no sé si para un detective privado resulte grato descubrir tantas situaciones que seguramente a los protagonistas no les causará gracia, pero que le vamos hacer? hay oficios, profesiones que no hay de otra, al final son las que les permiten ganar su sustento. Oye, pero este encima de descubrir a esos tortolitos tiene una nueva idea para hacer lo que realmente le fascina y disfruta escribir una nueva historia que en este caso no sería tanto de imaginación pues era real :)

Saludos Lee.

;o)

LeeTamargo -

...Me alegro, Gatopardo. En efecto, este relato deja varias historias abiertas al capricho del lector. Sin imponer ni obligar invita a imaginar un antes y un después, dentro del marco de un instante ocasional. Gracias por tu interpretación, que bien podría llevar a una continuación...
GRACIAS, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Te leí y te dejé comentario, Guadalupe. Dicen que nunca es tarde y, en este caso, mereció la pena leerte. Seguiremos, amiga...
GRACIAS A TI
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Me alegro, Eliza. Gracias por tu visita y palabras. Nos seguimos leyendo... TE SALUDO:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...¿Jugar a las pequeñas cosas qe nos hacen felices, Cieloazzul? Que te acuerdes de mí es una de ellas, amiga...
GRACIAS, NOS LEEMOS:
LeeTamargo.-

Gatopardo -

Siempre pienso que un buen relato es el que sabe omitir y deja cabos en los que la imaginación del lector se recrea: esa pareja desayunando en el bar me ha enganchado, me he quedado preguntándome qué será de ellos, cómo les afectarán las fotos del Cazador de cuentos, y si no habría manera de impedir que las fotos lleguen a quien pagó el trabajo...
Buen relato, bien dosificados los detalles y los silencios.
Un abrazo, amigo Luis.

GUADALUPE -

Hola recien llego a tu blog.Algunas veces vi tus comentarios en otros y por una u otra razon no llegaba a tu sitio.Hoy me he llevado una grata sorpresa ME ENCANTO ,lastima habermelo perdido antes pero me pondré al dia.
Espero visites alguna vez el mio.
BESO NUEVO

Eliza -

Muy buen relato... Me ha encantado

cieloazzul -

LEE:
te invito a seguir un jueguito...
aceptas?:)
besos
http://cieloazzul.blogspot.com/

LeeTamargo -

..."Montañés", más bien, Turulato; cosmopolita para más señas, aunque no esté de moda. Extensión e intensidad son muy relativos en narrativa breve, pero haberlos haylos. Gracias por tu visita y lectura, paisano... TE SALUDO:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...¡Jajaja, Noemí, veo que lo captaste¡ ¡Pero es que los hay con mucho cuento.. Jajaja! También te entendí... GRACIAS A TI:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Para un detective las fotos son la prueba irrefutable, Zuriñe. Pero para un escritor las imágenes también cuentan...
SALUDOS, AMIGA: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Gracias, Trini. Tú que escribes sabes que no es lo mismo construir sueños que destruirlos...
GRACIAS, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Haces bien, Brisa, se nota que eres buena lectora. Porque a veces tienen más de un sentido; y otras muchas más de dos... GRACIAS A TI:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Pues así es, Cieloazzul, de eso se trata: cada momento o situación, cada cuento son únicos e irrepetibles...
TE SALUDO, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Agradezco tus palabras, Dinosaurio, pero es que no hay otro método: practicar, entrenar, equivocarse y aprender... ¡Y leer, claro!
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

Turulato -

He leido tu comentario al último artículo de Caboblanco y venía a saludarte.
He creido entender que eres \"montañesa\", como yo, y me hacía ilusión leerte.
Y la lectura ha sido muy agradable, aunque me hubiese gustado que \"cazases\" un texto algo más extenso.

noemi -

Pues si. Un investigador privado es un cazador de cuentos, o no?

Besitos

Zuriñe -

Menudo cazador con cámara. El escritor espia. Buena idea para un escritor, para cazar cuentos al vuelo y utilizarlos.Un abrazo.

LeeTamargo -

...No es apropiada la palabra afición para esto y, sin embargo, Silvia, es más que una obsesión. ¿Último clavo o primero, quién podría asegurarlo? A veces terapia, otras desasosiego. Es escribir, es así. Gracias por acercarte a leer...
TE SALUDO: LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Así es, Alma. Cuestan trabajo, amor y dedicación: siempre ponemos y damos lo mejor... TE SALUDO:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Unas veces seguimos las historias, las cazamos; otras veces la experiencia cotidiana nos las trae, nos regala cuentos, Vir&. Una vez que empiezas es un ejercicio, una especie de gimnasia...
OK, GRACIAS:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Nos asombraríamos de la cantidad de gente que combina su profesión con el escribir. Y es que cuando realidad y ficción se dan la mano, White, se vive y se sigue mejor...
GRACIAS, AMIGA:
LeeTamargo.-

LeeTamargo -

...Te lo agradezco, Juan Carlos. En la relectura descubrimos detalles nuevos con que contrastar la impresión general...
TE SALUDO: LeeTamargo.-

Trini -

El cazador de cuentos y el destructor de sueños, al menos el sueño de la pareja de tórtolos.
Buen relato Lee. Enhorabuena.

Un abrazo

Brisa -

Es un buen nombre para sus historias, una buena foto, espero que su investigación no le estropee el sueño, mira que siempre busco doble sentido a tus historias :)
Besitos Lee

cieloazzul -

el cazador de cuentos...
y de oportunidades que la vida regala en un abrir y cerrar de ojos...
interesante relato LEE..
feliz finde... beso.

Dinosaurio -

Buen relato, sí señor. Me ha gustado. No cabe duda que, habiendo "madera", cada vez se escribe mejor escribiendo cada vez más.
Saludos.

Silvia -

Escribir, ¿un hobbie, una obsesión?. Creo que a veces el último clavo ardiendo.

alma -

El cazador de cuentos, el cazador de sueños.
Besitos, Lee

Vir& -

Historia tras historia, en pálpito e imagen. Así vas cazador de cuentos.

Salutes gratos.

white -

"El cazador de cuentos" bonito título para plasmar en papel sus sueños que se materialiaban, seguramente, a partir de las instantáneas que le daban de comer.
La realidad es la mejor fuente para la ficción.
Saluditos y buen fin de semana

Espartako -

Buen relato, tamargo, lo he leído con atención, y claro que lo he vuelto a leer.
saludos
juan carlos guerrero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres